16 de mayo, 2018

Macri y Vidal inauguraron obras del Metrobus en el Conurbano

Acompañado por la gobernadora bonaerense, el Presidente de la Nación sostuvo que "no hay una situación comparable a otras crisis”.

El presidente Mauricio Macri sostuvo este martes desde Morón que “no hay una situación comparable a otras crisis”, al inaugurar, junto a la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, el inicio de las obras para poner en marcha los nuevos servicios de Metrobus de Quilmes, Florencio Varela, Ruta 8 (San Martín) y Ruta 4 (La Matanza, Esteban Echeverría y Lomas de Zamora).

El Jefe del Estado y la gobernadora estuvieron acompañados durante la recorrida por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y el intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro.

 

 

“Sé que estos días despertaron angustia y preocupación en los argentinos. Miedo a las situaciones como las que vivimos puedan generar una crisis mayor. Lo entiendo, lo entendemos, pero estamos lejos de ello. No hay una situación comparable a otras crisis”, expresó el mandatario, cuando se dirigió a la prensa.

 

 

“Estamos en condiciones de superar juntos las dificultades que puedan surgir, porque incorporamos las enseñanzas de esas situaciones difíciles de nuestra historia y estamos preparados para prevenirlas tal como hicimos cuando llegamos al Gobierno, que ahí sí evitamos una gran crisis”, continuó el mandatario.

 

 

El Presidente se refirió también al apoyo internacional recibido, luego del anuncio del inicio de negociaciones con el FMI: “hoy el mundo nos está acompañando. No estamos más aislados”.

Además, al igual que lo manifestó esta mañana el jefe de Gabinete, Marcos Peña, tras la reunión de Gabinete conjunto en Casa Rosada, Macri llamó a construir acuerdos. “Tenemos la vocación firme de seguir convocando a todos, convocando a todos los que hagan falta para construir acuerdos, aunque pensemos distinto”.

 

 

En ese sentido, también dejó un mensaje a la oposición que debe debatir en estas semanas en la Cámara alta el proyecto para retrotraer las tarifas. “En ese camino le pido a toda la dirigencia que tenga responsabilidad. Se lo dije la semana pasada a los senadores y gobernadores, no caigamos en recetas mágicas que den ilusión de tranquilidad, pero que son imposibles en la práctica. Acá no se trata de soluciones demagógicas, sino de soluciones responsables”.

 

Además, volvió a insistir con la baja del gasto público. “Hay que dejar de gastar más de lo que tenemos. Eso es responsabilidad de los dirigentes, porque el laburante que se levanta todos los días a las 6, toma el trasporte público durante horas, trabaja 8 horas y no falta nunca, y que no tiene subsidios de ningún tipo, espera que le saquemos la mochila de este gasto excesivo que pone en peligro su trabajo y su progreso”.

 

 

“Por eso la Argentina no se divide hoy entre Cambiemos y Peronismo. Se divide entre los que queremos construir futuro y los que quieren destruir futuro. La verdad construye futuro, la mentira lo destruye. La mala política lo destruye”, expresó.

 

 

“Desde el primer día tienen mi compromiso absoluto de decirles la verdad. Porque no vine acá a hacer lo que es políticamente correcto o lo que me conviene a mí, a mi Gobierno o al de María Eugenia. Si estamos acá es porque creemos en ustedes. Creo en todo lo que somos capaces de hacer y sobre todas las cosas, creo en nuestro futuro”, concluyó.