1 de octubre, 2018

Comenzó la 23ª edición de la Feria Internacional de Turismo de América Latina

Las expectativas en el sector están puestas en el potencial que puede generar la depreciación de la moneda con respecto a la recepción de extranjeros

En un escenario de recesión y volatilidad cambiaria, comenzó este sábado la 23ª edición de la Feria Internacional de Turismo de América Latina (FIT). Las expectativas en el sector están puestas en el potencial que puede generar la depreciación de la moneda con respecto a la recepción de extranjeros y se configura como un momento de oportunidad para analizar el futuro a corto plazo.

 

Si la caída en el valor del peso que tuvo lugar en mayo se tradujo en una contracción del consumo, con un fuerte impacto en los viajes al exterior, la réplica aún más fuerte de agosto derivó en cuatro meses de caída en el sector. Las operadoras de viajes debieron corregir sobre la marcha para adaptarse a un contexto complejo y ahora deben analizar paso a paso el camino a seguir para sortear las dificultades económicas que golpean a la actividad.

 

Fabricio Di Giambattista, presidente de la FIT, sostuvo que “hay expectativa dentro del sector” en cuanto a cómo se desarrollará esta nueva edición de la Feria, debido al contexto recesivo del país. “Es una buena oportunidad para ver dónde estamos parados y analizar qué hacemos frente a este momento económico y cambiario, que impactó en cuatro meses de caída en el turismo emisivo”, agregó.

 

“A esta altura, años pasados la Feria era el espacio para el lanzamiento de la temporada alta, pero este año debido a la actividad económica eso quedó relegado”, añadió Di Giambattista y remarcó que producto de ello es que “todavía haya oferta para la baja de octubre y noviembre, para quienes tienen posibilidades de viajar”. “El comercio es muy sensible a las fluctuaciones del dólar ya que genera incertidumbre en toda la actividad turística“, profundizó.

 

Un punto importante, señaló Di Giambattista, es que esta vez habrá una participación récord de 52 países en la Feria. Los ojos del mundo del turismo fueron puestos en Argentina a partir de la apertura hacia el mercado internacional a fines de 2015 por el interés sobre quienes viajaban al exterior.

 

A propósito de esto, desde LATAM apuntaron que se trata de “una oportunidad para trabajar el turismo receptivo dentro del mercado internacional”. Si bien el valor de los alojamientos aún no posiciona por sí solo a Argentina como primera opción, remarcaron que en el sector aerocomercial “se comienza a ver un aumento del tráfico receptivo, sobre todo de países de la región como Brasil, Chile y Perú”.