5 de octubre, 2018

Cifra récord: siete aerolíneas pidieron 792 nuevas rutas para volar en Argentina

Las rutas domésticas solicitadas conectarían a 45 ciudades, mientras que las rutas internacionales pedidas conectarían a la Argentina con 55 ciudades de 14 países

La nueva audiencia pública convocada por el Gobierno para obtener autorización para operar rutas aéreas de cabotaje, regionales e internacionales dejó varias sorpresas: siete aerolíneas presentaron propuestas para 792 nuevas rutas.

 

Las siete empresas que presentarán pedidos para empezar a volar son Baires Fly (5 rutas), Grupo Lasa (19 rutas), JetSmart (276 rutas), Lan Argentina (3 rutas), Andes (199 rutas), Flybondi (284 rutas) y Avian (6 rutas).

 

En total se solicitarán 254 rutas de cabotaje y 538 internacionales. De la totalidad de empresas que se presentan, siete requieren vuelos regulares mientras que Dangus y Cielos Mediterráneos lo hacen por servicios no regulares.

 

Las rutas domésticas solicitadas conectarían a 45 ciudades, mientras que las rutas internacionales pedidas conectarían a la Argentina con 55 ciudades de 14 países.

 

En la apertura, en el Centro Metropolitano de Diseño (CMD), en Barracas. el Coordinador de Transporte Aerocomercial del Ministerio de Transporte, Mariano Ansaldo, señaló que el objetivo es “duplicar el mercado doméstico, lo que está previsto que logremos para el 2022″.

 

Esto se basará, sostuvo, “en tres pilares esenciales: el crecimiento de Aerolíneas Argentinas; la incorporación de nuevas empresas al mercado y el crecimiento de las que están y la modernización de la infraestructura y el espacio aéreo”.

 

En tanto Patricio Di Stéfano, presidente del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), detalló las obras que se vienen haciendo en distintos aeropuertos y remarcó que “con estas obras estamos adecuando la infraestructura aeroportuaria al crecimiento que está experimentando el sector aerocomercial”.

 

“En cuatro años habremos renovado casi todos los aeropuertos, con una inversión récord de $ 30.000 millones. Estamos haciendo uso de un fondo fiduciario de $ 6.000 millones que había dejado sin ejecutar la administración anterior”, remarcó.