13 de junio, 2018

Sesión histórica: Diputados debate la despenalización del aborto

Luego de lograr el dictamen de mayoría, el proyecto de ley será discutido en el Congreso en medio de una fuerte paridad de votos.

Luego de que el plenario conjunto de comisiones de la Cámara de Diputados emitiera este martes dictamen de mayoría, con 64 firmas favorables, el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE)) será tratado en primer lugar.

 

Se espera que la sesión, que comenzará a las 11, dure como mínimo 20 horas, por lo que la votación está prevista para la mañana del jueves.

 

 

Por el momento, los votos están en un virtual empate, con una muy leve diferencia en contra de la iniciativa y aún restan poco más de una quincena de indecisos que podrían terminar de definir el resultado.

 

 

El escenario de virtual paridad, que hasta anteayer mostraba una ventaja de ocho votos para el rechazo de la reforma, se reforzó ayer con la emisión del dictamen ya que la cantidad de firmas renovó las expectativas de los promotores de la reforma: hubo 64 a favor y 57 en contra.

 

 

Mientras los diputados exponían detalles de los dos dictámenes que llegarán al recinto (el de mayoría y uno de minoría, de rechazo del proyecto), los cabecillas de uno y otro sector quemaban sus últimos cartuchos en gestiones febriles para inclinar la balanza de la votación definitiva. Las tratativas seguirán hasta el momento mismo de la sesión, un debate de unas veinte horas, en un Congreso rodeado de manifestantes.

 

 

Hasta el momento, 122 diputados se habían manifestado en contra, 117 a favor, uno por la abstención (el radical por Santa Fe Hugo Marcucci) y 15 se mantenían indefinidos. Para la definición también serán determinantes las ausencias. La diferencia se recortó a partir del cambio de postura de 14 diputados.

 

 

Cabe consignar que anunciaron su voto positivo Mirta Tundis (Frente Renovador-Buenos Aires), Fernando Espinoza (Frente para la Victoria-Buenos Aires), Fernando Asencio (Frente Renovador-Buenos Aires), Atilio Benedetti (UCR-Entre Ríos), Aída Ayala (UCR-Chaco), Anabella Hers Cabral (Pro-Capital), Daniel Kroneberger (UCR-La Pampa) y Mario Negri, el presidente del interbloque de Cambiemos.

 

 

Como contracara de esos pronunciamientos, dos diputados que permanecían indefinidos se inclinaron por el rechazo: Alejandro Grandinetti (Frente Renovador-Santa Fe) y Álvaro González (Pro-Capital).

 

 

“Toda mi vida pública, como periodista y desde la política después, defendí a los más débiles de la teoría del descarte… laboral, existencial o simplemente de vida. La armonía viene con la vida y la solidaridad. No vamos a votar esta ley”, anunció Grandinetti, vía Twitter.

 

 

Para complejizar todavía más el escenario, dos diputados que eran considerados votos a favor anunciaron que van a votar en contra: Julio Solanas (FPV-Entre Ríos) y Antonio Carambia (Pro-Santa Cruz).

 

 

La diputada Alejandra Vigo (Argentina Federal), que se había expresado en contra y es pareja del gobernador Juan Schiaretti, amagó con presentar un dictamen propio a favor, por lo que pasó a la categoría de indecisa.

 

 

Asimismo, trascendió que un diputado que se había manifestado a favor, Jorge Franco (Argentina Federal-Misiones) piensa ausentarse, por presiones de su entorno político. El oficialismo en Misiones se manifestó en contra.

 

 

Con estos cambios de último momento, todas las miradas se concentran en los 15 indecisos. Además de Vigo y Franco, ese grupo lo integran Melina Delú (Argentina Federal-La Pampa), Verónica Derna (Argentina Federal-Misiones), Danilo Flores (Argentina Federal-La Rioja), Gustavo Fernández Patri (FPV-Formosa), Alejandro García (Pro-Buenos Aires), Facundo Garretón (Pro-Tucumán), Inés Lotto (FPV-Formosa), Mirta Pastoriza (Frente Cívico por Santiago), Ariel Rauschenberger (Argentina Federal-La Pampa), José Luis Riccardo (UCR-San Luis), Gustavo Saadi (Elijo Catamarca), Héctor Stefani (Pro-Tierra del Fuego) y José De Mendiguren (Frente Renovador-Buenos Aires).

 

 

En ese grupo la tendencia está repartida. Según fuentes de sus bancadas, cinco están más cerca de inclinarse por el voto negativo: Delú, Derna, Rauschenberger, Saadi y Flores. Otros cinco podrían votar a favor: Lotto, Garretón, Riccardo, Vigo y Franco, si no se ausenta.

 

 

Si llegara a producirse un empate en la votación, el reglamento indica que se reabre el debate. Superada esa instancia, si persistiera el empate, debería desempatar el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, otro de los que no se pronunciaron ni a favor ni en contra del proyecto.