14 de mayo, 2018

Schmid: “Las recetas que aplica el FMI tiene un altísimo costo social”

La CGT montó otro show callejero en rechazo a la vuelta al FMI, la inflación y los aumentos de tarifas. La concentración comenzó este lunes a las 11 en Plaza Lavalle y luego marchó al Obelisco, ubicado sobre la avenida 9 de Julio y Corrientes.

 

“Vamos por una peatonal porque la intención es que no se produzca ningún corte. Haremos alguna reflexión y una representación de que lo único que aumento son los precios y las malas condiciones de vida del pueblo. Es una medida para sensibilizar”, describió el triúnviro cegetista Juan Carlos Schmid a radio Continental.

 

“Son acciones rápidas, espontáneas y que tienen que con la situación general de malestar que tienen los trabajadores y la sociedad, por el alza del precio de los servicios, la caída del consumo y el proceso inflacionario que erosiona el poder adquisitivo”, agregó antes a radio FM Blue.

 

El líder del sindicato de Dragado y Balizamiento explicó que si bien es una movilización aprobada por el Consejo Directivo de la CGT la semana pasada, los principales protagonistas serán los jóvenes sindicalistas. “El objetivo es que además de los cuadros sindicales o afiliados a gremios, el conjunto de la población entienda que estamos ante un problema con un enfoque totalmente equivocado”, sostuvo.

 

“La consigna de la marcha es que acá lo único que sube son los precios. No aumenta ni la producción ni la equidad ni las oportunidades”, dijo a otra emisora. “No es una buena noticia que hayamos regresado al FMI. Es el guardián de los bancos, del sistema financiero. Las recetas que aplica el FMI, que apuntan a una reforma previsional y una mayor flexibilización de las reglas laborales, tiene un altísimo costo social”, enfatizó a FM Milenium. “No sé si con el Fondo se termina con el gradualismo pero a no dudar que el camino a recorrer va a ser mucho más duro que el que hemos tenido hasta ahora”, agregó.

 

Poco después de anunciar la vuelta al FMI, Mauricio Macri se reunió con la mesa chica de Cambiemos, los gobernadores peronistas y empresarios. Trascendió que esta semana dialogará mano a mano con legisladores del bloque federal. Schimd dijo que en la central todavía no sonó el teléfono. “No hemos sido convocados, conmigo nadie ha hablado del Gobierno”, expresó.

 

En esa línea, volvió a rechazar el proyecto de reforma laboral del oficialismo. “Tanto como (Carlos) Acuña, como (Héctor) Daer y yo manifestamos ese rechazo”, reiteró.

 

Por último, insistió que si Macri veta la ley que retrotrae el valor de las tarifas a noviembre de 2017 “se va a calentar más la temperatura y no descartamos ir a un paro nacional”.

 

“Un veto de Macri a la ley antitarifazo alentaría mucho más al descontento del pueblo. Ya vetó la ley antidespidos argumentando que iban a llover las inversiones, que iban a venir los brotes verdes. Eso no ocurrió y sí ocurrieron los despidos”, dijo.

 

En el montaje callejeros, con artistas y manifestantes, estuvieron referentes sindicales de diferentes sectores como Juan Pablo Brey (Aeronavegantes), Héctor González (Luz y fuerza Patagonia), Hugo Benítez (Textiles), Roberto Coria (Guincheros), Julio Piumato (Judiciales), Pablo Flores (Impositivos),Sergio Sánchez (Peajes), Raúl Epelbaum (Señaleros), y Carlos Frigerio (Cerveceros).