7 de noviembre, 2018

Mauricio Macri almorzó con Rosenkrantz y Highton

El presidente y los ministros de la Corte Suprema mantuvieron un encuentro en Casa Rosada, la cual fue calificada como "acto protocolar".

El presidente Mauricio Macri y los ministros de la Corte Suprema Carlos Rosenkrantz y Elena Highton de Nolasco compartieron un almuerzo en la Casa Rosada.

 

 

La reunión fue calificada por el Gobierno como un “acto protocolar” por lo que salió a restarle mayor importancia al cónclave por considerarlo “algo formal”.

 

Junto al mandatario y las autoridades del máximo tribunal también fueron de la partida el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Justicia, Germán Garavano.

 

 

Al finalizar el encuentro, el titular de la cartera judicial dialogó con la prensa y desestimó que el cónclave haya sido surgido ante la posibilidad de que el máximo tribunal emita un fallo respecto a planteos sobre jubilaciones.

 

 

“No tenemos conocimientos que haya fallos trascendentales. Eso tiene que ver con una agenda de la Corte y el Poder Ejecutivo no tiene conocimiento de qué fallos va a sacar o no la Corte”, analizó Gravano ante la consulta de la prensa sobre el tema.

 

 

Al ser consultado por el supuesto malestar del resto de los miembros de la Corte que no participaron del almuerzo, el ministro de Justicia salió a ponerle paños fríos a la situación. “La invitación original era para todos los miembros de la Corte, pero estaban dirigida a las autoridades”, señaló Garavano quien ratificó que el encuentro “forma parte del diálogo con los distintos poderes”.

 

 

Consultado sobre si abordaron la intención de que todos los miembros del Poder Judicial paguen el impuesto a las Ganancias, Garavano indicó que “no se habló específicamente” de la cuestión, pero remarcó que “se abordará en las próximas reuniones”.

 

 

Al margen de la respuesta protocolar ensayada por el ministro de Justicia, lo cierto es que el Gobierno está muy atento a los próximos pasos de la Corte respecto a un fallo que aplique un índice de actualización de las jubilaciones en litigio legal, más elevado que el que propone la ANSES, lo que le generaría un cimbronazo en las arcas públicas.

 

 

El máximo tribunal se dispone a dictar sentencia antes de fin de año y hasta el momento es probable que tres de los cinco jueces apoyen el reclamo de los jubilados en contra de los deseos del Gobierno. La Corte discutirá próximamente qué índice se debe aplicar en los casos de jubilados que hicieron juicio de actualización de haberes.

 

 

Hasta ahora se aplicaba el Índice de Salarios Básicos de la Industria y la Construcción (Isbic), pero la Anses desde hace un año le transfirió a la Corte el problema al solicitar que se aplique otro índice, el de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte).

 

 

En la inmensa mayoría de los casos en juicio, eso implicaría que los haberes se estimen a la baja.