3 de diciembre, 2018

Macri: “El mundo nos dijo que estamos en el camino correcto”

El Presidente hizo un balance de la Cumbre del G20 que se llevó a cabo este fin de semana en Buenos Aires y ratificó el rumbo económico.

El presidente Mauricio Macri brindó esta mañana una conferencia de prensa en la Casa Rosada para evaluar el saldo del encuentro de líderes del G20 que tuvo lugar el viernes y el sábado en la Argentina.

 

En la conferencia de prensa, abierta a medios nacionales e internacionales acreditados, manifestó que “nunca tuvimos la relación con el mundo como la que tenemos ahora y se refirió a “volver a tener autoestima después de 70 años de muchos problemas”.

 

 

 

También hizo referencia al acuerdo entre el Mercosur y el Mercado Común Europeo. “Por suerte Christine Lagarde y el mundo está comprometido en lo que nos pasa, en ayudarnos, en realmente acompañarnos, como lo hemos sentido en los comentarios de cada uno de ellos”, destacó el mandatario sobre la reacción de los líderes mundiales durante la cumbre del G20.

 

El Presidente consideró que la guerra comercial entre China y Estados Unidos que comprometió la economía de varios países ya quedó atrás: “Ya lo que pasó ya nos afectó, toda esa tensión fue lo que hizo que se cierre el crédito para los países emergentes y la Argentina que era uno de los que más lo pedía quedara vulnerable. Eso más a la sequía”, consignó, y agregó: “Lo que hay que hacer es seguir trabajando como lo estamos haciendo, este es el camino”.

 

 

Sobre la presidencia argentina del G20, remarcó: “Logramos ser una presidencia que concilie, que una y que avanza, que avanzó en la linea de cuidar los temas que atañen al cambio climático y de seguir buscando formas de profundizar el comercio. Que queda claro que los países que más avanzaron fueron los que más comerciaron. Fue una prueba, un aprendizaje de un año”.

 

 

La cumbre del G20 reunió a los principales líderes mundiales. En cuanto al resumen de lo que se consiguió en las reuniones bilaterales, expresó: “Venimos de muchos años de aislamiento y estas más de 60 reuniones nos sirvieron a todos, no solo al Gobierno, también a los académicos,  las organizaciones de la sociedad civil, del empresariado, todos tuvimos una oportunidad única de intercambiar con las sociedades más líderes en distintos campos, y esto nos nutrió. No somos los mismos que éramos un año atrás, eso no significa que los problemas hayan desaparecido, vienen de los últimos 70 anos y profundizados en los últimos 15”.

 

 

“Nunca tuvimos la relación con el mundo como tenemos ahora, nunca antes tuvimos este nivel de atención”, insistió el jefe de Estado. No obstante, se negó a hacer pronósticos económicos de los próximos meses, así como tampoco quiso responder a una pregunta sobre si va a postularse para su reelección.

 

 

Consultado por el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur, indicó: “El 10 de diciembre tenemos una nueva reunión técnica, es un acuerdo muy demorado. Todos coincidieron que es una gran oportunidad para todos llegar a este acuerdo lamentablemente con todas las demoras han hecho que haya una nueva autoridad en Brasil”.

 

 

Al referirse a la posición contraria a este acuerdo que manifestó el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, Macri dijo que “él me ratificó que quiere avanzar en este acuerdo. Por supuesto necesita ver dónde está y tomar su posición, quedamos en vernos lo antes posible en el verano y yo lo que espero es avanzar en estos días todo lo que podamos”.

 

Por otro lado, el Presidente minimizó las tensiones de las últimas semanas con el radicalismo: “Estamos recorriendo un periodo histórico en la Argentina de un gobierno que ha tenido que enfrentar cargas muy duras, un contexto internacional muy difícil y en minoría y la coalición está sólida trabajando como corresponde. Somos seres humanos, siempre puede haber enojos, situaciones, pero siento que hay mucha responsabilidad”.

 

 

“Estamos en el camino de la construcción, si nos comprometemos como nos hemos comprometido en hacer lo correcto en estos días los resultados van a estar”, agregó.

 

 

Consultado por las iniciativas que finalmente no se van a tratar en las sesiones extraordinarias y un posible aumento a las jubilaciones, afirmó: “Ambos son prioridad, pero tenemos limitaciones. En un caso presupuestarias y en otro caso de poder acordar. Insisto, en un Gobierno que no tiene mayoría propia hay una agenda legislativa siempre desafiante, no todos los temas se pueden resolver,. Yo creo que hay momentos en que hay más apertura en la dirigencia política para tratar algunos temas y en otros no”.

 

 

En cuanto a la relación con el Reino Unido y el reclamo por la soberanía de las Islas Malvinas después de la visita de la primera ministra británica, Theresa May, contó: “La reunión fue bajo el entendimiento que los reclamos históricos permanecen y que nadie renuncia a ellos y que seguiremos batallando y discutiendo y poniendo el tema sobre la mesa. Pero creemos que es mucho mejor manteniendo una relación y la verdad que ha sido positivo porque hemos podido resolver temas históricos como el reconocimiento de los caídos o el nuevo vuelo vía Córdoba que hacen que empiecen a acercarse posiciones”.

 

En esa línea, indicó que el Brexit puede ser una oportunidad para la Argentina para “generar un convenios de intercambio específicos con Mercosur”. Asimismo, sostuvo que parte de las mejoras en la lucha contra la corrupción fueron inspiradas en medidas británicas y que se estuvo “trabajando en conjunto con ellos”. Cuando le volvieron a preguntar por cifras económicas, el mandatario repitió:

 

 

“No queremos hacer más pronósticos, la economía tuvo claramente un desanclaje de las variables macro muy grande y hoy estamos en un proceso de estabilizar la economía bajando la inflación y eso naturalmente va a tender a poner en marcha la economía, donde ya hay sectores que ya marcan una mejora, como las exportaciones”.

 

 

Ante la pregunta de un acuerdo nuclear con Rusia y China y si la Argentina se habría negado por un pedido estadounidense, contestó: “No estuvo el tema en la agenda con el presidente Trump y no tenemos una contraindicación ni una queja de EE.UU. al respecto. Mi objetivo es tener buena relación con todos los países del mundo porque mi única responsabilidad frente a usted es generarle oportunidades, y no haber prioridades ideológicas y ponerme yo a juzgar comportamientos de distintos países cuando hay organismos pertinentes para tratarlo”.

 

“El mundo sabe que los argentinos hemos cambiado, tal vez tenemos recaídas pero la dirección es la correcta y no vamos a dudar en seguir adelante”, concluyó.