11 de julio, 2018

Los aeronáuticos analizan acatar la conciliación obligatoria

Cinco de los seis gremios del sector habían convocado un paro para este viernes 13, día que comienzan las vacaciones de invierno.

El grupo de Sindicatos Aeronáuticos Unidos (SAU), que representa a cinco de los seis gremios del sector en la Argentina, analizan a puertas cerradas acatar o desobedecer la conciliación obligatoria dictada por el Gobierno nacional para frenar la huelga lanzada para este viernes 13, en coincidencia con el inicio de las vacaciones de invierno.

 

 

Los referentes de APLA, UALA, APTA, APA y UPSA debaten las conveniencias y los desafíos que conllevarían no reconocer la autoridad del Ministerio de Trabajo de la Nación.

 

 

Aunque admiten que las consecuencias son “problemáticas” para las organizaciones, los sindicalistas quieren poner sobre la mesa de discusión con el Gobierno el listado completo de reclamos, principalmente, por las operaciones de las low cost y los perjuicios que provoca la política de “cielos abiertos” de Guillermo Dietrich.

 

 

El SUA, que representa a unos 15.000 trabajadores, denunció “graves incumplimientos” por parte de la autoridades gubernamentales y advirtieron que las “políticas aplicadas torna un futuro incierto para el sector” porque, según, afirmaron, “degrada la seguridad operativa poniendo en riesgo a los usuarios y trabajadores”.

 

 

Los gremialistas aseguran que las empresas de “bajo costo” no cumplen con las medidas de seguridad requeridas y ponen en peligro la vida de los empleados y pasajeros.

 

 

Según informaron los gremios a través de un comunicado conjunto la semana pasada, el Ministerio de Transporte “ha hecho oídos sordos a los reclamos elevados, y por el contrario han decidido dar por tierra con todos los compromisos asumidos en su oportunidad”.

 

 

Entre los pedidos y compromisos del SUA figuran:

  • Banda tarifaria

 

  • Achicamiento Grupo de Bandera – Falta de un plan de Empresa Público

 

  • Ingreso de Empresa Bajo Convenios Colectivos de la Actividad

 

  • Exigir a las empresas extranjeras que realicen las inversiones en las filiales nacionales

 

  • Respetar la reciprocidad en los acuerdos bilaterales

 

  • Modificación de la Normativa Aeronáutica y degradación de la seguridad operacional

 

  • Liberación de los Servicios

 

 

Bajo estos reclamos, los aeronáuticos lanzaron una huelga con afectación de entre 650 y 800 vuelos al inicio del receso invernal. Si esa medida se aplica, unas 80.000 verían afectados el comienzo de sus vacaciones.

 

 

En este marco, el Gobierno dictó el miércoles por la tarde la conciliación obligatoria en el conflicto por 15 días. La medida fue tomada por la Secretaría de Trabajo, a cargo de Horacio Pitrau.

 

 

Desde Trabajo indicaron que la conciliación intima a los sindicatos aeronáuticos a “dejar sin efecto toda medida de acción directa que estuviesen implementando y/o tuvieran previsto implementar, prestando servicios de manera normal y habitual”.

 

 

Un día antes de la resolución, el Poder Ejecutivo autorizó a la empresa chilena low cost Jetsmart Airlines Spa a volar entre la Argentina y Chile.