22 de mayo, 2018

Jorge Faurie: “Creemos que vamos a recibir más venezolanos”

El Canciller rechazó las elecciones presidenciales de Venezuela y aseguró que Argentina "dará asilo" a aquellos que abandonen el país caribeño.

En el marco de la reunión de ministros de Relaciones Exteriores del G20 el Canciller Jorge Faurie reiteró su rechazo al proceso electoral en Venezuela y consideró que, tras conocerse los resultados del escrutinio que dio como ganador a Nicolás Maduro, espera que arriben a Argentina “más venezolanos”.

 

Según el propio funcionario, actualmente hay en el país 95 mil personas de esa nacionalidad, 65 mil de las cuales “están registradas como residentes temporarios”. Asimismo, aseguró que Argentina “dará asilo” a aquellos que abandonen Venezuela por motivos políticos, y comparó la situación con el exilio de argentinos durante la última dictadura cívico militar.

 

 

El Canciller también alertó sobre una posible “crisis de salud en la región” debido a estos movimientos migratorios, argumentando “faltante de vacunas” en el país que gobierna Maduro.

 

 

“Las elecciones de ayer no restauraron la democracia, sólo profundizaron la deriva democrática”, acusó un duro Faurie, al tiempo que aseguró que la visión fue compartida por “todos los cancilleres” que desde el domingo mantienen reuniones de trabajo en el marco de la agenda del G20.

 

 

De hecho antes de la conferencia final que ofreció la troika de ministros para compartir los alcances del encuentro, un grupo de funcionarios, encabezados por el propio Faurie, emitieron un comunicado donde afirmaron que “desconocen” el resultado electoral y amenazan con sanciones económicas.

 

 

Como anticipó ámbito.com, los ministros de Relaciones Exteriores se manifestaron contra Maduro, a quien instaron a “abrir un canal de diálogo para recibir ayuda”, ratificando el pronunciamiento del Grupo de Lima, que como era de prever, fue el primero en salir a rechazar el resultado del escrutinio, pero sumando además a Estados Unidos y Australia a esta postura.

 

 

De hecho, John Sullivan, Secretario Adjunto del Departamento de Estado de Estados Unidos, fue uno de los más duros en su discurso, y remarcó que su país ya había anticipado que sancionaría económicamente al gobierno de Maduro.

 

 

En la misma línea se expresó el Canciller mexicano Luis Videgaray Caso, quien advirtió sobre la “vulneración de derechos del pueblo venezolano”, y habló también de “crisis demográfica” producto del proceso de emigración que atraviesa ese país.

 

 

Ante la consulta de la prensa acerca de por qué no todos los cancilleres se hicieron presentes para anunciar el repudio al proceso electoral venezolano, Faurie argumentó que Venezuela “no era un tema de la agenda central, sino que lo fue de las conversaciones bilaterales”.

 

 

“Todas definieron que no hay democracia plena en ese país, pero no nos podemos expresar como G20 al porque no era parte del temario”, añadió.

 

 

“Esta declaración la hemos hecho porque era un encuentro de singular importancia donde hemos estado muy dedicados al tema Venezuela, y no podíamos pasarlo por alto”, concluyó.