10 de octubre, 2018

El papa Francisco comparó el aborto con “contratar a un asesino para resolver un problema”

¿Es justo eliminar una vida humana para resolver un problema? preguntó el pontífice durante la audiencia de los miércoles

El papa Francisco volvió a pronunciarse fuertemente contra la interrupción voluntaria del embarazo y lo comparó con contratar un “asesino a sueldo”. En la homilía que pronunció durante la tradicional audiencia de los miércoles en la plaza de San Pedro, el pontífice planteó si “es justo eliminar una vida humana” mediante un aborto.

 

Interrumpir un embarazo es como eliminar a alguien. ¿Es justo eliminar una vida humana para resolver un problema?”, preguntó el Papa frente a cientos de personas congregadas en la explanada de San Pedro.

 

¿Cómo un acto que suprime la vida inocente puede ser terapéutico, civil o sencillamente humano?, agregó el pontífice. En su homilía criticó “la pérdida de valor de la vida humana” debido a guerras, a la explotación, a la cultura del desecho y agregó: “Una aproximación contradictoria permite la supresión de la vida humana en el vientre materno en nombre de la salvaguarda de otros derechos”.

 

A dos meses del rechazo en el Senado de la ley de interrupción voluntaria del embarazo, que tenía media sanción de la Cámara de Diputados, el Papa aseguró que “la violencia y el rechazo de la vida nacen en el fondo del miedo”. “Acoger al otro, en efecto, es un desafío al individualismo”, añadió.