26 de noviembre, 2018

D’Onofrio: “Si le dan el partido a Boca, será una vergüenza”

El presidente de River cuestionó a su par en Boca, Daniel Angelici, quién envió una carta a la Conmebol luego de acordar la fecha de la final.

El presidente de River Rodolfo D’Onofrio cuestionó a su par en Boca, Daniel Angelici, por la carta que presentó a la Conmebol después de que hubieran acordado que la Superfinal de la Copa Libertadores se jugara cuando los jugadores del Xeneize estuvieran en condiciones de hacerlo.

 

 

“Si le dan el partido a Boca, será una vergüenza absoluta y una de las más grandes traiciones que pueda alguien hacer”, disparó D’Onofrio en el programa Debo Decir que se emite por América TV.

 

“Quiero que Angelici me defienda personalmente sus argumentos. Tano, ¿qué está pasando que ayer a las 19 acordamos lo que acordamos y ahora se dio vuelta todo?“, planteó el presidente del Millonario.

 

 

Cuando se le preguntó por las diferencias entre los incidentes ocurridos el sábado y el gas pimienta que se arrojó en la Bombonera, el presidente de River opinó: “Aquella vez fue adentro del estadio y contra los jugadores en un entretiempo. Lo de ayer pasó afuera del círculo de River. Y los gases, que fueron lacrimógenos, no fueron tirados por los hinchas de River sino por la seguridad”.

 

 

“Boca jugó en su cancha, ahora River tiene el derecho de jugar la revancha en la suya. La seguridad debe darnos garantías para que así sea, supongo que el martes en Asunción, Domínguez pondrá el día y la hora en la que se disputará el partido en el Monumental“, manifestó.

 

 

D’Onofrio reiteró que “no hay ninguna chance” de que la Unidad Disciplinaria de la Conmebol le dé la victoria a Boca mediante una resolución reglamentaria. “¿Qué culpa tiene River de que la seguridad haya hecho mal un procedimiento?”, remarcó.

 

En esa línea, amplió: “No me cabe ninguna duda y hasta lo reconoció el jefe de la Ciudad de Buenos Aires que hubo un error por parte de la seguridad. ¿En qué se falló? Se lo dejo a los expertos”.

 

 

En ese marco, destacó que la agresión al micro de Boca “ocurrió antes de llegar al cordón de seguridad” y que fue una “impericia absoluta”.