19 de septiembre, 2018

Detuvieron a Juan Grabois tras una protesta en una comisaría

El dirigente social se involucró en el arresto de un grupo de militantes y vendedores ambulantes senegaleses y fue demorado.

La detención de tres vendedores ambulantes senegaleses y dos militantes de la Ctep (Confederación de Trabajadores de la Economía Popular) en Constitución el martes por la tarde devino en una fuerte protesta bajo la tormenta durante la noche, frente a la Comisaría 18 de la Policía de la Ciudad.

 

 

El detonante de la movilización fue que en medio de los operativos policiales también fue aprehendido el dirigente social Juan Grabois, quién acudió al lugar para cumplir el rol de abogado de los detenidos.

 

 

Los senegaleses que se encontraban en la zona de Plaza Constitución vendiendo productos fueron detenidos junto a dos militanes del MTE “en el marco de un procedimiento por el restablecimiento del espacio público” acusados de “atentado y resistencia a la autoridad”, indicaron desde la Policía de la Ciudad.

 

 

Fue entonces cuando Juan Grabois, dirigente de la Ctep, se involucró en lo sucedido y se dirigió a la Comisaría 18 ubicada sobre Avenida San Juan: “Yo llegué al lugar para ejercer mi profesión como abogado y recibí una golpiza”, afirmó más tarde el referente social.

 

 

Junto a los manifestantes que crecían en número también se sumaron Juan Carlos Schmid, triunviro de la CGT; Luis D’Elía; los legisladores Leopoldo Moreau, Myriam Bregman y Felipe Solá; Eduardo López, de Ctera; los metrodelegados Néstor Segovia y Roberto Pianelli y Emilio Pérsico, del Movimiento Evita.

 

 

Durante la protesta, Eduardo López indicó que durante el operativo policial “hubo resistencia cuando los quisieron llevar presos por querer venir a sacar a los que ya estaban detenidos”, en línea con la versión policial.

 

 

De todos modos, explicó que en la protesta frente a la comisaría reclamaban “para que no persigan a los trabajadores de la vía pública y por el derecho a reclamar”.

 

 

Finalmente pasadas las 23 Juan Grabois salió de la comisaría y les habló a los militantes que lo aguardaban: “A pesar de tener la orden judicial de liberar a todos los detenidos, están demorando la salida de los trabajadores y de los militantes por una orden política. Es una situación casi dictatorial, no hay garantías constitucionales”.

 

“A quienes no pueden defenderse los aplastan, los golpean y a quienes sí podemos defendernos, nos tratan de la misma manera para disciplinar a cualquiera que intente un poco de dignidad para los pobres”, dijo ante la multitud el hombre cercano al Papa, y advirtió: “Nos vamos a quedar hasta que salga el último de los detenidos”.

 

 

Por su parte, Marcelo D’Alessandro, secretario de Seguridad de la Ciudad, se refirió a lo ocurrido y explicó que el arresto del dirigente social y sus compañeros no estuvo relacionado con su actividad política sino por la agresión a los efectivos.

 

 

“Bajo ningún punto de vista lo que pretendemos es criminalizar o hacer de una protesta política o reclamo social, un tema de seguridad. Pero tampoco podemos permitir que rompan cosas como lo hicieron ayer cuando se realizaron las corridas. En esta situación nuestro límite es la violencia”, aclaró el funcionario.