11 de octubre, 2018

Cristina Kirchner sobre su pedido de detención: “Son muy obvios”

La ex mandataria y actual senadora criticó el pedido del fiscal Moldes de ratificar su procesamiento en la causa por los cuadernos de las coimas

La ex presidenta y actual senadora nacional Cristina Kirchner salió a criticar el pedido de detención en su contra que realizó el fiscal ante la Cámara Federal Germán Moldes y denunció una nueva maniobra por parte de un sector de la Justicia y el Gobierno, en su contra.

 

“Después de que frenamos el tarifazo de las 24 cuotas del gas por la devaluación, responden pidiendo mi detención. Muy obvios. Se nota demasiado”, manifestó la ex mandataria a través de sus redes sociales.

 

Ayer por la tarde, el Senado aprobó por unanimidad un proyecto de comunicación que apunta a dejar sin efecto la resolución que dispuso un aumento adicional retroactivo en las tarifas del gas y encomienda al Poder Ejecutivo negociar una alternativa con las empresas “sin costo para los usuarios”. La iniciativa fue aprobada con 63 votos a favor.

 

Cristina Kirchner, una de las legisladoras que habían llevado una iniciativa para frenar la compensación a las distribuidoras, criticó la decisión del Gobierno de dividir el costo de la devaluación en los balances de las empresas entre el Estado y las compañías distribuidoras y productoras de gas. “De Guatemala a guatepeor”, ironizó.

 

Este jueves, el fiscal ante la Cámara Federal porteña sostuvo que la ex presidenta debería perder los fueros parlamentarios para quedar “inmediata y efectivamente detenida“, una vez que ese Tribunal resuelva si confirma el procesamiento dictado en la causa por los cuadernos de la corrupción K, según consta en un dictamen.

 

El fiscal Moldes respaldó así lo hecho por sus pares en la causa, Carlos Stornelli y Carlos Rivolo, y reclamó procesamientos por cohecho y que se ratifique en su mayor parte lo decidido por Bonadio.

 

Para el fiscal ante la Cámara hubo “una clara existencia de un acuerdo venal y corrupto” con funcionarios del kirchnerismo en busca de un “lucro indebido” con la obra pública.