11 de Agosto, 2017

Ricardo Darín: “Me entristece que me pidan ser candidato”

El protagonista de La Cordillera habló sobre su nuevo personaje y la relación entre su nueva película y la sociedad argentina

En su nueva película, Ricardo Darín interpreta a Hernán Blanco, un hombre común que jurará que nadie llega a ser presidente si no ha visto el mal de cerca “al menos un par de veces” y enseñará de a poco el lobo que hay debajo de toda piel de cordero.

 

Como una House of Cards versión cumbre de países latinoamericanos, La Cordillera (que en inglés se tradujo como The Summit, es decir, La Cumbre) propone un paralelismo inevitable entre el hombre y el presidente que conviven en el personaje de Hernán Blanco. ¿La cordillera se trepa o se atraviesa? ¿Cómo se llega a la cumbre? ¿Cuál es la cumbre? El bien y el mal dialogan en todas las decisiones de un presidente que quiere subir. ¿Puede ser honesto con su país quien no lo es puertas adentro? Algo de eso, expresado con mucha poesía a través de los sinuosos caminos de la Cordillera de Los Andes, nos pregunta esta película.

 

Con las actuaciones de Dolores Fonzi, Erica Rivas y Gerardo Romano, más un elenco internacional integrado por Christian Slater, Elena Anaya, Paulina García, Alfredo Castro y Daniel Giménez Cacho, La Cordillera se estrenó este año en el festival de Cannes en la sección Une Certain Regard.

 

A dos días de las elecciones primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO) para votar a los que serán candidatos a una banca en el Congreso, Ricardo Darín habla de cómo fue ponerse en el papel que, por su compromiso con la actualidad del país y su claridad a la hora de expresar ideas, muchos han querido y pedido para él: el de presidente.

 

Al ser preguntado sobre qué siente cuando le piden que sea candidato, el actor respondió “Me entristece un poco. Porque habla claramente del nivel de desesperación en el que muchas veces nos encontramos. Creo que para eso necesaria e ineludiblemente tiene que haber una voluntad de ir hacia ahí, y eso está muy lejos de mí”.

 

“Para los actores, que nos propongan y nos empujen a ser otros, siempre es divertido. Cuando se trata de un personaje del calibre de un mandatario, te ponés un poco nervioso porque no sabés si vas a dar la talla. Porque hay cuestiones protocolares, formales y demás, que tener en cuenta. Pero estuvimos más enfocados en otro aspecto de los personajes que es la línea emocional de estos tipos”, añadió Darín sobre la interpretación de su personaje.

 

Por último, al indagar sobre el parecido entre su personaje y el actual Presidente argentino, Mauricio Macri, Ricardo dijo: “Yo quiero creer que nada. Alguien podrá establecer una comparación por los ojos claros, canoso… Pero no tiene nada que ver con él“.