12 de octubre, 2017

Marcos Peña: “La Argentina tiene un Estado tremendamente debilitado”

El jefe de Gabinete insistió con que Macri tiene "el mejor equipo de los últimos 50 años" y aseguró que "el cambio vino para quedarse"

Tenemos que laburar. Laburemos“, fue el último mensaje del Jefe de Gabinete Marcos Peña, entre risas y bajo una cortina de aplausos, en el Coloquio de IDEA de Mar del Plata.

 

“Nos mandó a trabajar, creo que es un buen comienzo”, dijo por lo bajo un ejecutivo de un banco privado. La frase del jefe de Gabinete llegó al cabo de una exposición que repasó la llegada de Cambiemos al poder, las elecciones legislativas en puerta, el rol de la clase dirigente y la necesidad de encarar reformas estructurales para combatir la pobreza.

 

La Argentina tiene un Estado tremendamente debilitado: los que se llenaron la boca hablando del Estado, destruyeron el Estado. Pero yo estoy orgulloso del Gabinete que tenemos. Está integrado, como dice Mauricio, por el mejor equipo de los últimos 50 años“, sostuvo Peña. El funcionario utilizó una metáfora para recordar la herencia kirchnerista: “Veníamos en un avión en picada y con los controles rotos. Piensen que los ministros del gobierno anterior no se podían hablar entre sí”.

 

Peña abona la teoría de que el universo en el que se mueven habitualmente los políticos no vio venir el fenómeno Cambiemos. “No entendieron la profundidad de este cambio. Mucha gente creía que llegamos de casualidad. Decían ‘no había otros y ganaron estos’. Pero este cambio vino para quedarse y no por decisión de Mauricio Macri”, afirmó.

 

Marcos es el que mejor expresa nuestro relato desde hace varios años“, decía Horacio Rodríguez Larreta, que había adecuado su agenda para ver la exposición, mientras caminaba junto a él por los pasillos del hotel Sheraton. El jefe de Gabinete y el jefe de Gobierno se fueron caminando solos.

 

Peña habló también del ascenso de Cambiemos al poder: “Por primera vez en la historia podemos salir del populismo económico y político sin crisis”.

 

“En el siglo XX la lógica del poder era de arriba para abajo, era todo más rígido. Hoy vivimos una demanda de la ciudadanía que quiere una horizontalidad mucho mayor”, analizó Peña. “Hay que empoderar al ciudadano, verdadero actor de transformación”, agregó.

 

Peña se refirió a los casos de corrupción que el kirchnerismo está enfrentando en la Justicia: “Si el que está arriba tolera la corrupción es muy difícil que las instituciones políticas funcionen. Cambiemos es una clara intencionalidad íntegra”, aseguró.

 

Hay que lograr que la transparencia llegue a todos los ámbitos de la sociedad. “Todo aquel que quiera tener futuro político tiene que sumarse a este proyecto“. Pidió “tener wifi en todo el país, porque esa es la herramienta para controlar” las causas.

 

Peña abordó también a posibles cambios en el sistema electoral. “La mayoría de los dirigentes peronistas de la actualidad son reformistas. El sistema electoral está hecho para que no haya alternancia, o para que el que está en el poder se mantenga sin alternancia. Si uno está tan seguro de que representa al pueblo, no debería haber problema”, aseguró.

 

La presentación terminó con tono optimista: “No hay país que esté ante la posibilidad de hacer algo tan histórico como la Argentina de ahora: podemos convertirnos en un gran país“.