5 de diciembre, 2017

Lousteau se afilió a la UCR, pero liderará interbloque por fuera de Cambiemos

A horas de jurar nuevamente como diputado nacional, Martín Lousteau se afilió a la UCR porteña y confirmó que desde el 10 de diciembre liderará un interbloque de cuatro Diputados que jugará por fuera del interbloque oficialista de Cambiemos. 

 

De esta manera, el exembajador en Estados Unidos conformará el bloque Evolución junto a la también radical Carla Carrizo y ambos integrarán el interbloque “Social demócrata” junto a su correligionaria tucumana Teresita Villavicencio y al mendocino José Ramón, del Partido Intransigente.

 

La presencia de Villavicencio junto a Lousteau tomó por sorpresa a Cambiemos, que contaba a la tucumana como propia, por lo que finalmente el interbloque oficialista tendría 107 integrantes. La tucumana quedará al frente de “Del Bicentenario” bloque que actualmente forma un dúo con el también tucumano Juan Casañas, quien termina su mandato este 10 de diciembre.

 

De esta manera, Lousteau despejó las especulaciones que lo vinculaban a Cambiemos, aunque se presume que el bloque que liderará actuará en sintonía con el oficialismo.

 

El exministro de Economía fue vetado por Elisa Carrió para integrar el interbloque de Cambiemos luego que el radicalismo porteño formalizara un acuerdo de unidad entre Enrique “Coti” Nosiglia, padrino político de Lousteau, y Daniel Angelici para la renovación de autoridades. Por eso, la afiliación del líder de Evolución a la UCR de la Ciudad es un claro tiro por elevación hacia su otrora socia electoral.

 

“Mi expectativa es la de poner a disposición del partido mi vocación de servicio, junto con mi experiencia y conocimientos específicos, para contribuir al desarrollo de una idea de país, de una visión moderna del Estado y a la recuperación de una vocación transformadora de la realidad”, señaló el dirigente tras cumplir el trámite formal en el Comité de la Comuna 14.

 

Con su entrada a la UCR, Lousteau podrá presentarse como candidato bajo el sello radical en las próximas elecciones ya que el criticado acuerdo por Carrió estableció también una habilitación a nuevos afiliados de ser candidatos del radicalismo en 2019, con menos de dos años de pertenencia en la UCR. Sin dudas se trata de una resolución redactada a medida de Lousteau para postularse por esa fuerza y desafiar al PRO de Horacio Rodríguez Larreta.

 

El último sábado, el partido que lidera Carrió había advertido que “si Cambiemos termina siendo un acuerdo” entre el histórico operador radical y el presidente de Boca Juniors, no formará parte “de este tipo de arreglos” y “tomará distancia”.

 

“Si Cambiemos termina siendo un acuerdo entre Enrique Nosiglia y Daniel Angelici, la Coalición Cívica ARI confirma que no formará parte de este tipo de arreglos del que nos veremos obligados a tomar distancia”, advirtió mediante un comunicado. Por el momento, nada de eso sucedió pero en la vida política de Carrió siempre hay lugar para las sorpresas.